destacada
Última actualización: 06/07/2020

Nuestro método

48Productos analizados

23Horas invertidas

25Estudios evaluados

350Comentarios recaudados

¿Notas que tu piel está apagada? ¿Sufres de acné? ¿Has empezado a ver pequeñas arrugas? No estás solo. Los problemas cutáneos afectan a una gran parte de la población. Sin embargo, algunos “defectos” podrían mejorar o evitarse completamente si llevamos un estilo de vida saludable. Dentro de estos buenos hábitos, se encuentra el consumo de una dieta rica en vitaminas.

Lo cierto es que la nutrición y la belleza están fuertemente entrelazadas. Por ello, una buena alimentación y, por supuesto, las suficientes reservas de vitaminas, influirán positivamente en el aspecto de nuestra piel. Esta situación ha llevado a las industrias cosméticas y dietéticas a crear sus propios “cócteles” de vitaminas para la piel. Pero, ¿son efectivos estos productos?

Lo más importante

  • La piel es el órgano más grande del cuerpo. Necesita un aporte nutricional y vitamínico adecuado para realizar sus funciones (protectoras, defensivas, endocrinas y sensitivas, entre otras).
  • Las vitaminas para la piel podrían tener efectos antioxidantes, antimanchas y estimuladores del colágeno si se aplican de manera tópica. Si se consumen en forma de suplementos, ayudarán a evitar las carencias nutricionales que puedan afectar a este órgano.
  • A la hora de elegir un producto con vitaminas para la piel, deberás decidirte por un cosmético o un suplemento. También tendrás que evaluar si prefieres usar una única vitamina o una combinación de varias. Si lo deseas, puedes optar por un producto cruelty-free.

Vitaminas para la piel: Nuestras recomendaciones

El mejor sérum de vitamina C para la piel

Iniciamos nuestra lista de las mejores vitaminas para la piel del mercado con un completo sérum de la marca Quotidien Essential Moments. Gracias a su calidad y eficacia, este producto es uno de los mejores valorados por los compradores en Internet. Está compuesto por vitamina C y acompañada de vitamina E y ácido hialurónico botánico.

La vitamina C es un nutriente esencial para la producción de colágeno. Su combinación con el ácido hiaurónico y la vitamina E contribuye a potenciar sus efectos antioxidantes. Este suero disminuye las líneas de expresión y arrugas prematuras. También le aporta brillo y firmeza a la piel. Además, aclara las manchas oscuras.

El mejor suplemento de vitaminas E y B5 para la piel

Continuamos esta lista con un completo suplemento de la marca Lifeed. Está especialmente recomendado para la piel. Contiene 60 cápsulas compuestas por vitamina E, vitamina B5, colágeno, biotina y zinc. La fusión de estos ingredientes optimiza y potencia los efectos de los mismos en la dermis, el cabello y las uñas.

Por otra parte, este complemento nutricional es libre de gluten, conservantes, colorantes y endulzantes artificiales. Resulta una excelente opción para reducir arrugas prematuras y líneas de expresión. Además, aporta brillo, suavidad y nutrición, tanto para la piel como para el cabello y las uñas. Su fabricante recomienda tomar una cápsula diaria.

El mejor multivitamínico para la piel

Como su propio nombre indica, los complejos multivitamínicos están compuestos por distintas vitaminas con diversas y beneficiosas propiedades. Este producto de la marca Beat Vitamins contiene vitamina C, E, A, B1, B2, B12, D3 y K1. Además, cuenta con minerales, antioxidantes, Coenzima Q10, biotina, curcumina y resveratrol, entre otros componentes.

La combinación de estos poderosos nutrientes contribuye a mejorar el aspecto de la piel, así como el del cabello y las uñas. Además, ayuda a restaurar el correcto funcionamiento del organismo y a reforzar el sistema inmunológico. Por otra parte, este suplemento multivitamínico reduce la sensación de fatiga y previene diferentes enfermedades.

El mejor suplemento de vitaminas A, C y E para la piel

Para finalizar nuestra lista, te describiremos las particularidades de un suplemento de la marca Dekós compuesto por vitaminas A, C y E. Además, contiene omega 3, biotina y cobre. Está especialmente recomendado para mejorar el aspecto de la piel, evitar la caída del cabello y fortalecer las uñas. Contiene 30 cápsulas de fácil absorción.

La biotina restructura los tejidos de la piel, el cabello y las uñas. El cobre mejora la salud dérmica. El omega 3 ofrece nutrición y humectación. El zinc es protector y astringete cutáneo. La vitamina C resulta un potente antioxidante. La vitamina E nos protege contra los radicales libres y la vitamina A regenera las células. Se trata, como vemos, de un suplemento muy completo y versátil.

Lo que debes saber sobre las vitaminas para la piel

Las vitaminas son nutrientes esenciales para la salud de la piel. Permiten que este órgano cutáneo pueda desarrollar su función de barrera y proteger a nuestro cuerpo de las agresiones externas. Es preferible obtener las vitaminas mediante la dieta. No obstante, existen también suplementos y sérums que integran estas moléculas en nuestra piel.

La vitamina C lucha contra los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro de la piel.
(Fuente: Drobot: 58295075/ 123rf.com)

¿Cuál es la importancia de las vitaminas para la piel?

¿Sabías que la piel se considera un órgano, como tu corazón o tus pulmones? Esta capa protectora nos permite regular nuestra temperatura y comunicarnos con el entorno (mediante el tacto). También nos defiende de las agresiones externas (luz, polución y gérmenes). Además, la piel es capaz de sintetizar vitamina D mediante la exposición a la luz solar (1).

Sin embargo, la mayoría de las personas le da a la piel una importancia más bien “estética”. ¡Y no es de extrañar! Al cubrir todo nuestro cuerpo, este órgano es nuestra “tarjeta de presentación” para el mundo. Una piel sin manchas, sin acné y con pocas arrugas es un ideal de belleza ansiado por todos. ¿Podemos hacer algo para lograrlo?

Es necesario cuidar de nuestra piel para mantenerla saludable y bella durante toda la vida. Evitar exponernos demasiado al sol, no fumar y abstenernos de beber alcohol nos protegerá frente a los radicales libres. Estos agentes oxidantes dañan y envejecen la piel de forma prematura. Pero, ¿qué hay de la nutrición? ¿Nuestra piel “se alimenta”?

Así es. Nuestra piel precisa de un aporte equilibrado de nutrientes. Este órgano tan complejo requiere grasas saludables, proteínas y minerales para preservar su integridad. Por supuesto, ¡también necesita vitaminas! Estas moléculas serán esenciales para la piel. Y cada una jugará un papel diferente en el mantenimiento del bienestar cutáneo (2, 3, 4).

Vitamina A: ¿puede combatir el envejecimiento cutáneo?

La vitamina A es una sustancia esencial de tipo liposoluble (se encuentra disuelta y se absorbe mejor en grasas). En la piel, juega un papel importantísimo. Permite que las células de este órgano se reproduzcan y se estructuren para formar la “barrera cutánea”. Esta protege a nuestro cuerpo de las agresiones más comunes (microorganismos, tóxicos y luz solar) (5).

  • Cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina A en hombres adultos: 700 microgramos (ɥg).
  • CDR de vitamina A en mujeres adultas no embarazadas: 600 microgramos (ɥg) (6).

El precursor de la vitamina A, el betacaroteno, también es una molécula muy interesante. Su función no se limita solo a la formación de vitamina A. El betacaroteno también es capaz de “atrapar” los temidos radicales libres e inutilizarlos. Esto podría proteger a la piel del envejecimiento prematuro (7).

Además, la vitamina A también puede ser beneficiosa para la piel si se aplica directamente sobre la misma. Los productos con derivados de la vitamina A (retinol y palmitato de retinol, entre otros) parecen ser capaces de potenciar el crecimiento de nuevas células cutáneas. De esta forma, mejoran la apariencia de arrugas y manchas (5). ¡Uno de los sérums más efectivos!

Jennifer ChwalekDermatóloga (Nueva York, EE.UU.)

“La vitamina A puede ayudar a que tu piel tenga un aspecto radiante”.

Vitaminas del grupo B: ¿para qué las necesita mi piel?

En este grupo encontramos a una serie de vitaminas que se disuelven en agua (hidrosolubles). Resultan indispensables para la producción de energía y para la reproducción de las células de nuestro cuerpo (¡piel incluida!). Y es que las vitaminas del complejo B son ocho moléculas indispensables para la  salud cutánea (8, 9).

Vitamina CDR en hombres (adultos) CDR en mujeres (adultas no embarazadas)
B1 (tiamina) 1,2 miligramos 1 miligramo
B2 (riboflavina) 1,6 miligramos 1,3 miligramos
B3 (niacina) 18 miligramos 14 miligramos
B5 (ácido pantoténico) 5 miligramos 5 miligramos
B6 (piridoxina) 1,5 miligramos 1,2 miligramos
B7 (biotina) 30 microgramos 30 microgramos
B9 (ácido fólico) 300 microgramos 300 microgramos
B12 (cobalamina) 2 microgramos 2 microgramos

(6)

Las vitaminas B1, B2, B3, B5 y B6 podrían favorecer la curación de lesiones cutáneas. También ejercerían un efecto protector frente a la inflamación de la piel. Su carencia, por el contrario, podría provocar picor, descamación y úlceras en la piel. Los sérums con niacinamida (un derivado de la B3) podrían ayudar a aclarar manchas y a mejorar la textura cutánea (8).

La biotina (vitamina B7) es un nutriente muy importante para la piel, pero también para el pelo y las uñas. Su carencia provoca una irritación cutánea que suele afectar a las áreas que rodean a los ojos, la nariz y la boca. Además, contribuye a la calvicie y a que las uñas que se rompan con facilidad (10).

La vitamina B12 y el ácido fólico (vitamina B9) son dos moléculas que preservan la integridad del ADN. Este es el “código” que contienen nuestras células y que les permite reproducirse y ejercer sus funciones. Su carencia se ha relacionado con alteraciones de la pigmentación de la piel (manchas). También con la aparición de pequeñas lesiones muy molestas en la boca (aftas) (11, 12).

Vitamina C: ¿el mejor antioxidante para mi piel?

La vitamina C es una de las moléculas más importantes para la piel. Este nutriente resulta necesario para la síntesis de colágeno, una proteína que dota a nuestra piel de firmeza y elasticidad.  Además, podría tener una acción antioxidante (dándole a nuestras células la capacidad de protegerse frente a las acciones de los radicales libres, la contaminación y la luz solar) (13).

  • CDR de vitamina C en hombres adultos: 60 miligramos (mg) según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) (6). Los organismos oficiales de los Estados Unidos de América recomiendan una cantidad mayor (90 mg) (14).
  • CDR de vitamina C en mujeres adultas no embarazadas: 60 mg según FESNAD, 75 mg según la estadounidense National Institutes of Health (NIH) (6, 14).

En su forma tópica, la vitamina C podría complementar las acciones del protector solar, minimizando el daño provocado por los rayos ultravioleta. También tendría una acción antimanchas y estimuladora del colágeno. Lamentablemente, la vitamina C es inestable en su forma  más efectiva (ácido ascórbico), por lo que la búsqueda del sérum perfecto puede ser complicada (5).

Ricardo RuizDermatólogo (Clínica Dermatológica Internacional, Madrid)

“Nos gusta mucho la vitamina C como antioxidante para ponernos por la mañana. Si vas a estar al aire libre, tendrías que aplicar encima la protección solar. Por la noche, productos que favorezcan la formación de colágeno, como el retinol. Después, una crema confort que hidrate”.

Vitamina D: ¿afecta en algo al aspecto de mi piel?

La verdadera influencia de la vitamina D sobre la piel no se conoce bien. Algunos estudios parecen apuntar a que este nutriente podría mejorar los síntomas de la psoriasis. Además, actuaría como un factor protector frente a la radiación solar. Otros experimentos relacionan la falta de vitamina D (y el exceso) con una peor apariencia de la piel (más arrugas y manchas) (3).

Se necesitan más estudios antes de poder definir la verdadera influencia de esta vitamina sobre nuestra piel. Por el momento, la opción más inteligente consiste en evitar su carencia y abstenerse de caer en excesos innecesarios (como los que ocurrirían al suplementarse con “megadosis” de vitamina D).

  • CDR de vitamina D en hombres adultos: 5 ɥg, lo que equivale a 200 Unidades Internacionales (UI).
  • CDR de vitamina D en mujeres adultas no embarazadas: 5 ɥg, lo que equivale a 200 UI (6).

Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante a la hora de usar vitaminas para la piel.
(Fuente: Drobot: 113605457/ 123rf.com)

Vitamina E: ¿una “molécula antimanchas”?

La vitamina E es una molécula antioxidante que protege nuestros nervios y arterias de las acciones de los radicales libres. En cuanto a la piel se refiere, esta molécula es utilizada en forma de cremas y sérums. Se emplea para curar úlceras, mejorar los síntomas de la psoriasis e incluso para aclarar las manchas del “paño”, cloasma o “máscara del embarazo” (5).

  • CDR de vitamina E en hombres adultos: 15 mg.
  • CDR de vitamina E en mujeres adultas no embarazadas: 15 mg (6).

Además, la vitamina E podría aumentar su efectividad en presencia de la vitamina C. Si se aplica un sérum que contenga ambas moléculas, el ácido ascórbico contribuiría a “regenerar” la vitamina  E. De esta manera, potenciaría sus efectos antioxidantes y fotoprotectores. Desgraciadamente, esta molécula es inestable. Resultará difícil crear sérums realmente efectivos a base de vitamina E (2, 13).

La combinación de vitamina C y E podría ser más beneficiosa para la piel que el uso de estas moléculas por separado. (Fuente: Maridav: 115599108/ 123rf.com)

Vitamina K: ¿acelera la curación de la piel?

La vitamina K es muchas veces un nutriente “olvidado” por la mayoría de personas. Sin embargo, esta molécula es necesaria para la coagulación de la sangre. Por ello, la necesitaremos para que las heridas de la piel puedan sanar adecuadamente. Actualmente, se estudia el potencial de las cremas con vitamina K para acelerar la curación de las lesiones de la piel (15, 16).

  • CDR de vitamina K en hombres adultos: 120 ɥg.
  • CDR de vitamina K en mujeres adultas no embarazadas: 90 ɥg (6).

Los efectos de las vitaminas sobre la piel

En la siguiente tabla, te resumiremos los principales efectos de las vitaminas sobre la piel. Estos datos son meramente informativos. En su mayoría, pertenecen a investigaciones todavía activas. Si sufres de alguna enfermedad o te preocupa un aspecto concreto de la salud de tu piel, consulta con un médico antes de utilizar cualquier producto.

Vitamina Efectos sobre la piel
A Como nutriente: Preservación de la barrera cutánea y actividad antioxidante.

Como sérum: Acciones antimanchas y estimuladoras de la regeneración epitelial (posible “antiarrugas”).

Grupo B Como nutriente: Posible actividad antinflamatoria, necesarias para el mantenimiento de la estructura normal de la piel y para la curación de las heridas cutáneas.

Vitamina B3 tópica: Posible actividad antimanchas.

C Como nutriente: Permite la síntesis normal de colágeno. Actividad antioxidante.

Como sérum: Podría estimular la síntesis de colágeno. Actividad antirradicales libres, podría potenciar el efecto del protector solar. Permite “regenerar” la vitamina E, potenciando sus efectos.

D Como nutriente: Posible protección frente a la radiación solar (bajo estudio)

Tratamiento tópico: podría aliviar los síntomas de la psoriasis (investigaciones en fases iniciales).

E Como nutriente: Función antioxidante

Como sérum: Antioxidante. Posible despigmentante (antimanchas). Podría favorecer la curación de las heridas.

K Como nutriente: Necesaria para la coagulación sanguínea y para la curación de las heridas.

Como sérum: Podría acelerar la curación de úlceras y lesiones cutáneas.

¿Qué alimentos me aportarán las vitaminas que mi piel necesita?

¿Cómo lograr una piel resplandeciente? Debes evitar los tóxicos (tabaco, alcohol y otras drogas) y los ambientes contaminados. También tienes que alimentarte de forma saludable. Estos serán tus mejores aliados para el cuidado de la piel. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de la “dieta saludable para la piel”?

Según los expertos, debemos evitar las dietas para adelgazar (bajas en calorías y pobres en nutrientes) y optar por formas de alimentarnos más sanas. Por lo general, una alimentación equilibrada, como la de la dieta mediterránea, será suficiente para cuidar nuestra piel. Hay productos especialmente ricos en vitaminas beneficiosas para el cutis (2, 9, 17, 18):

  • La verdura y la fruta fresca son muy ricas en vitamina C. Los cítricos, las grosellas, el camu-camu (“la fruta del Amazonas”), el perejil y el ají (chile) picante son verdaderas “bombas” de ácido ascórbico. Estos alimentos (y el resto de frutas y verduras frescas) ayudarían a proteger a la piel frente a los efectos más dañinos de la radiación solar.
  • Además, las hortalizas y los frutos de color anaranjado contienen betacaroteno. Este es precursor de la vitamina A, la cual cuenta con una gran actividad antioxidante. La zanahoria roja y la papaya también son ricas en licopeno. Este antioxidante podría potenciar los efectos del betacaroteno y mitigar el daño cutáneo producido por los radicales libres.
  • Los aceites vegetales de girasol y oliva son fuentes de vitamina E. Podrían evitar la destrucción acelerada de las fibras de colágeno de nuestra piel. Combínalos con productos ricos en vitamina C para potenciar los efectos de ambos nutrientes.
  • El pescado nos aporta vitamina D. También podemos encontrar este nutriente en la yema del huevo y en los productos fortificados (lácteos, jugos y cereales). No se conoce bien su influencia sobre la piel. Sin embargo, todo apunta a que mantener unos niveles saludables de vitamina D podría evitar el envejecimiento prematuro del cutis.
Camu camu

El camu camu es una fruta amazónica que tiene la cantidad más alta registrada de vitamina C natural conocida.
(Fuente: Ildipapp: 11398089/ 123rf.com)

¿Qué sabemos de los suplementos de vitaminas para la piel?

Puede que te hayas planteado recurrir a los suplementos para mejorar el aspecto de tu piel. En el mercado encontrarás toda una gama de artículos que prometen devolverle la lozanía a tu rostro. O, al menos, mejorar tu complexión. Pero, ¿qué conclusiones podemos sacar acerca de estos productos para la piel (5)?

Si tienes una carencia nutricional, un suplemento podría ayudarte. Coméntale a tu médico que notas que tu piel “no es la misma”. Si descubres que tu problema es una falta de nutrientes, conversa con el clínico la posibilidad de utilizar suplementos para resolverla. Recuperar “el equilibrio” mejorará, sin duda alguna, el aspecto de tu cutis.

Los suplementos de betacaroteno, vitamina C y vitamina E parecen ser los más efectivos para el cuidado de la piel. Se ha observado que el consumo de complementos con estas vitaminas podría mejorar la resistencia de la piel frente a la radiación solar. Esto haría más difícil que se inflame o que se “queme”, manteniendo alejado el envejecimiento prematuro.

No existe una “píldora” que cure los malos hábitos de vida. Tomar vitaminas para la piel en forma de suplementos no deshará los estragos provocados por las drogas o el sol. Incluso es posible que la combinación de suplementos y un estilo de vida poco sano sea perjudicial. Discutiremos este controvertido aspecto de las vitaminas para la piel en la próxima sección.

foco

¡Cuidado! Los alimentos o los suplementos ricos en betacaroteno y vitaminas C y E no sustituyen en ningún caso al protector solar.

¿Qué precauciones debo tomar con los suplementos de vitaminas para la piel?

Los suplementos de vitaminas para la piel solo deben ser utilizados por adultos sanos. Las personas que sufran de enfermedades crónicas o a las que se les haya pautado un tratamiento farmacológico (antidiabéticos, antihipertensivos, antibióticos o tratamiento quimioterápico, entre otros) deben consultar con un médico antes de utilizar estos suplementos.

  • Los fumadores y exfumadores no deberían utilizar suplementos de vitaminas para la piel. En estos individuos, se ha descrito un aumento del riesgo de sufrir cáncer de pulmón al tomar complementos de vitamina  A. Así también betacaroteno, vitaminas del grupo B o vitamina E. El consumo de alimentos ricos en estos nutrientes sí se considera seguro (y recomendable) para los fumadores (19).
  • Es muy importante que sigas correctamente las instrucciones de tu suplemento de vitaminas para la piel. No tomes una dosis mayor de la recomendada. Si estás embarazada o crees que puedes estarlo, recuerda que estos productos podrían ser nocivos para el feto (incluyendo los sérums con retinol) (20). No los uses por tu cuenta sin consultar antes con un especialista.
  • Los suplementos de vitaminas para la piel pueden contener alérgenos , como gluten, lactosa, pescado y soya. Confirma con el fabricante que tu producto no contiene ingredientes a los que seas intolerante. Si apareciesen vómitos, malestar general, dificultad para respirar o inflamación cutánea durante el uso de estas vitaminas, abandona su uso. Y busca ayuda médica urgente.
Mujer con crema facial

Evitar exponernos demasiado al sol, no fumar y abstenernos de beber alcohol nos protegerá frente a los radicales libres.(Fuente: Veronastudio: 120030534/ 123rf.com)

Criterios de compra

Hay gran cantidad de productos con vitaminas para la piel disponibles en el mercado. Esto puede dificultar mucho tu decisión final a la hora de la compra. Revisa los siguientes criterios para elegir un artículo seguro y efectivo.

Cosmética frente a nutrición

¿Un sérum con vitaminas o un suplemento con nutrientes para la piel? Si únicamente deseas tratar un problema cutáneo localizado (sequedad, manchas, líneas de expresión) aplicar las vitaminas directamente sobre tu piel será la opción más segura. Las puedes utilizar sin necesidad de consultar con un médico.

Por otro lado, los suplementos con vitaminas serán la opción más recomendable si te han diagnosticado una carencia nutricional. Es posible que, frente a esa situación, tu médico te recomiende adoptar una dieta más equilibrada. Seguramente, también te aconsejará utilizar un complemento alimenticio para reponer tus reservas de nutrientes.

Es necesario cuidar de nuestra piel para mantenerla saludable y bella durante toda nuestra vida.
(Fuente: Parilovv: 133397463/ 123rf.com)

Vitaminas específicas frente a multivitamínicos

En el mercado encontrarás productos que te aportarán una sola vitamina y artículos que combinan varias moléculas. ¿Cuál elegir? Si hablamos de cremas y sérums, recuerda que ciertas vitaminas necesitan un pH (acidez del medio que las rodea) específico para activarse. Muchas veces, mezclar estas moléculas puede reducir los beneficios del sérum o alterar sus efectos:

  • Vitamina A (retinol) + vitamina C: La mezcla de los dos ácidos podría irritar a las pieles más sensibles. Algunos expertos también se preguntan si el ácido ascórbico podría “desactivar” parcialmente al retinol. A pesar de la controversia, es una combinación posiblemente efectiva (21).
  • Vitamina C + vitamina B3 (niacinamida): La combinación de estas dos vitaminas podría dar lugar a una reacción dérmica. Esta provocaría que la piel de los individuos más sensibles se vuelva roja y caliente al tacto (“efecto flush”) (22).
  • Vitamina C + vitamina E: Esta combinación, al contrario que las anteriores, sí podría tener un efecto positivo. La vitamina C evitaría la oxidación de la vitamina E y prolongaría su efecto beneficioso sobre la piel (23).

En el caso de los suplementos, tomar solo la vitamina “que nos falta” será la opción más económica. Y con un menor riesgo de interacciones medicamentosas. Sin embargo, si tu dieta es pobre en nutrientes, un multivitamínico podría ser la opción más completa y, a la vez, más segura (menor posibilidad de intoxicación) (24). Tu médico te ayudará a identificar tu caso.

foco

Las frutas y las verduras son grandes fuentes de vitaminas antioxidantes que podrían evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Vitaminas liposolubles frente a hidrosolubles

Las vitaminas hidrosolubles (C y grupo B) se eliminan fácilmente por la orina cuando son consumidas en exceso por personas sanas. Por este motivo, es más difícil sufrir una sobredosis o intoxicación con estos nutrientes. Aún así, su ingesta en cantidades superiores a las recomendadas podría provocar efectos adversos a largo plazo (25).

  • Vitamina C: Superar los 2000 mg/día podría aumentar la posibilidad de sufrir “piedras” en el riñón. En algunos estudios, se ha encontrado una asociación entre una ingesta excesiva (300 mg/día) de vitamina C y una peor salud cardiovascular.
  • Vitaminas del grupo B: Se recomienda no superar la CDR específica para cada vitamina. Tomar dosis elevadas de vitaminas del grupo B podría elevar el riesgo de padecer tumores (especialmente en fumadores). Si se supera el límite tolerable de vitamina B3 (35 mg/día para adultos) puede aparecer inflamación cutánea. También dolor de cabeza, mareos y lesiones en el hígado.

Las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) se encuentran disueltas en grasa, por lo que se integran en nuestros tejidos. Será muy difícil deshacerse de ellas en el caso de un consumo excesivo. Si no se utilizan correctamente, es posible sufrir una peligrosa intoxicación. ¡Recuerda ser especialmente precavido si tu complemento contiene vitaminas liposolubles (25)!

  • Vitamina A: El límite tolerable es de 3000 ɥg/día (adultos). Superarlo pueden provocar una intoxicación grave (náuseas, mareos, confusión y dolor generalizado) con peligro para la vida.
  • Vitamina D: El límite tolerable es de 4000 UI/día (adultos). Si se supera, pueden aparecer desequilibrios del calcio y otros minerales. Su intoxicación puede dar síntomas como mareos y pérdida de apetito. Un consumo superior a lo recomendado podría disminuir la esperanza de vida a largo plazo.
  • Vitamina E: El límite tolerable es de 1000 mg/día (adultos). Las ingestas elevadas de vitamina E podrían llegar a provocar hemorragias muy peligrosas (sangrado cerebral). Este problema podría ser más frecuente entre los fumadores e individuos que toman aspirina a diario.
  • Vitamina K: Esta vitamina no ha demostrado, por el momento, la capacidad de provocar intoxicaciones graves. No obstante, no se recomienda superar la CDR (90-120 ɥg/día en adultos).

Recuerda mantener una dieta balanceada.
(Fuente: Serg_v: 97015529/ 123rf.com)

Opciones cruelty-free

Si eres vegano o vegetariano, estás de suerte. Cada vez más productos de vitaminas para la piel se fabrican sin utilizar ingredientes animales. No obstante, si quieres asegurarte de que tu artículo es realmente cruelty-free, busca el sello de calidad vegana en el empaquetado.

Recuerda que las cápsulas de gelatina suelen tener origen porcino, por lo que no son aptas para la dieta plant-based. Si vas a tomar un producto encapsulado, asegúrate que el fabricante utiliza celulosa (o un ingrediente similar) para fabricar las píldoras.

Relación calidad-precio

Como ya habrás adivinado, el precio de los productos con vitaminas para la piel puede variar muchísimo. Los artículos de cosmética y los productos de nutrición tendrán un costo que oscilará en función del número de vitaminas que incluyan y del prestigio de la casa fabricante:

Cosmética

  • Vitamina C: Entre 300 y 400 MXN, aproximadamente (sérum).
  • Retinol: Entre 400 y 1,000 MXN, aproximadamente (sérum).
  • Niacinamida: Entre 200 y 800 MXN, aproximadamente (sérum).
  • Vitamina C + E : Entre 400 y 500 MXN, aproximadamente (sérum).

Suplementos

  • Vitamina C: Entre 250 y 500 MXN, aproximadamente (cápsulas).
  • Vitaminas B: Entre 200 y 800 MXN, aproximadamente (cápsulas).
  • Multivitamínicos: Entre 300 y 1,200 MXN, aproximadamente (cápsulas).
  • Formulaciones específicas “para la piel” o “skin-food”: Entre 400 y 900 MXN, aproximadamente (cremas y máscaras).

Resumen

La piel es un órgano que requiere de unos cuidados especiales. Evitar el tabaco, protegerse del sol y seguir una dieta saludable serán los hábitos más recomendables para mejorar el aspecto de nuestro cutis. Además, podemos recurrir a sérums o cremas. Estas variantes aprovechan todo el potencial antioxidante de las vitaminas para tratar problemas localizados de la piel.

¿Qué sucede si nuestra nutrición no es capaz de brindarnos todas las vitaminas que necesitamos para mantener nuestra piel saludable? En ese caso, podemos emplear suplementos de vitaminas para complementar nuestra dieta. Recuerda que es recomendable que estos productos se utilicen bajo supervisión médica. Y tú, ¿ya has pensado cómo vas a utilizar tus vitaminas para la piel?

Si esta guía te ha ayudado a adentrarte en el interesante mundo de las vitaminas para la piel, por favor, deja un comentario y compártela. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Samborskyi: 130344031/ 123rf.com)

Referencias (25)

1. Pérez-Sánchez A, Barrajón-Catalán E, Herranz-López M, Micol V. Nutraceuticals for Skin Care: A Comprehensive Review of Human Clinical Studies. Nutrients [Internet]. 2018 Mar 24 ;10(4):403.
Fuente

2. Shapiro SS, Saliou C. Role of vitamins in skin care. Nutrition [Internet]. 2001 Oct ;17(10):839–44.
Fuente

3. Schagen SK, Zampeli VA, Makrantonaki E, Zouboulis CC. Discovering the link between nutrition and skin aging [Internet]. Vol. 4, Dermato-Endocrinology. 2012 . p. 298–307.
Fuente

4. Manela-Azulay M, Bagatin E. Cosmeceuticals vitamins. Clin Dermatol [Internet]. 2009 Sep ;27(5):469–74.
Fuente

5. Ganceviciene R, Liakou AI, Theodoridis A, Makrantonaki E, Zouboulis CC. Skin anti-aging strategies [Internet]. Vol. 4, Dermato-Endocrinology. Taylor & Francis; 2012 . p. 308–19.
Fuente

6. FESNAD. Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) para la Población Española, 2010. Act Dietética [Internet]. 2010 Oct;14(4):196–7.
Fuente

7. Eicker J, Kürten V, Wild S, Riss G, Goralczyk R, Krutmann J, et al. Betacarotene supplementation protects from photoaging-associated mitochondrial DNA mutation. Photochem Photobiol Sci [Internet]. 2003 ;2(6):655–9
Fuente

8. Mochizuki S, Takano M, Sugano N, Ohtsu M, Tsunoda K, Koshi R, et al. The effect of B vitamin supplementation on wound healing in type 2 diabetic mice. J Clin Biochem Nutr [Internet]. 2016 Jan 1 ;58(1):64–8
Fuente

9. Szyszkowska B, Łepecka-Klusek C, Kozłowicz K, Jazienicka I, Krasowska D. The influence of selected ingredients of dietary supplements on skin condition. Adv Dermatology Allergol [Internet]. 2014 ;3(3):174–81.
Fuente

10. Said HM. Intestinal absorption of water-soluble vitamins in health and disease [Internet]. Vol. 437, Biochemical Journal. NIH Public Access; 2011 . p. 357–72.
Fuente

11. Mori K, Ando I, Kukita A. Generalized hyperpigmentation of the skin due to vitamin B12 deficiency. J Dermatol [Internet]. 2001 May ;28(5):282–5.
Fuente

12. Chawla J, Kvarnberg D. Hydrosoluble vitamins. In: Handbook of Clinical Neurology [Internet]. Elsevier B.V.; 2014 . p. 891–914.
Fuente

13. Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients [Internet]. 2017 Aug 12 [cited 2020 May 25];9(8):866.
Fuente

14. Vitamin C – Health Professional Fact Sheet [Internet].
Fuente

15. Pazyar N, Houshmand G, Yaghoobi R, Hemmati A, Zeineli Z, Ghorbanzadeh B. Wound healing effects of topical Vitamin K: A randomized controlled trial [Internet]. Vol. 51, Indian Journal of Pharmacology. Wolters Kluwer Medknow Publications; 2019 [cited 2020 Jun 11]. p. 88–92.
Fuente

16. DiNicolantonio JJ, Bhutani J, O’Keefe JH. The health benefits of Vitamin K [Internet]. Vol. 2, Open Heart. BMJ Publishing Group; 2015 [cited 2020 Jun 11]. p. e000300.
Fuente

17. Katta R, Desai SP. Diet and dermatology: The role of dietary intervention in skin disease [Internet]. Vol. 7, Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology. Matrix Medical Communications; 2014 [cited 2020 May 24]. p. 46–51.
Fuente

18. Manríquez JJ, Majerson Gringberg D, Nicklas Diaz C. Wrinkles. BMJ Clin Evid [Internet]. 2008 Dec 16 [cited 2020 May 27];2008.
Fuente

19. Cancer Council NSW. Vitamin supplements and cancer [Internet]. 2015
Fuente

20. Medicines Agency E. Updated measures for pregnancy prevention during retinoid use. 2018;44(March).
Fuente

21. Seité S, Bredoux C, Compan D, Zucchi H, Lombard D, Medaisko C, et al. Histological Evaluation of a Topically Applied Retinol-Vitamin C Combination. Skin Pharmacol Physiol [Internet]. 2005 Mar ;18(2):81–7.
Fuente

22. Rolfe HM. A review of nicotinamide: treatment of skin diseases and potential side effects. J Cosmet Dermatol [Internet]. 2014 Dec 1 ;13(4):324–8.
Fuente

23. UV photoprotection by combination topical antioxidants vitamin C and vitamin E – Journal of the American Academy of Dermatology [Internet].
Fuente

24. Ward E. Addressing nutritional gaps with multivitamin and mineral supplements. Nutr J [Internet]. 2014 Dec 15 ;13(1):72.
Fuente

25. Office of Dietary Supplements (ODS) [Internet].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Anabel Rodríguez Licenciada en Medicina
Graduada en Medicina. Mi misión: Utilizar el método científico para encontrar nuevas formas de potenciar el rendimiento deportivo e intelectual de las personas sanas. Mi público: Aquellas personas que deseen información sobre la suplementación basada en la evidencia. Mis suplementos favoritos: L-teanina y vitaminas del grupo B.
Artículo científico
Pérez-Sánchez A, Barrajón-Catalán E, Herranz-López M, Micol V. Nutraceuticals for Skin Care: A Comprehensive Review of Human Clinical Studies. Nutrients [Internet]. 2018 Mar 24 ;10(4):403.
Ir a la fuente
Artículo científico
Shapiro SS, Saliou C. Role of vitamins in skin care. Nutrition [Internet]. 2001 Oct ;17(10):839–44.
Ir a la fuente
Artículo científico
Schagen SK, Zampeli VA, Makrantonaki E, Zouboulis CC. Discovering the link between nutrition and skin aging [Internet]. Vol. 4, Dermato-Endocrinology. 2012 . p. 298–307.
Ir a la fuente
Artículo científico
Manela-Azulay M, Bagatin E. Cosmeceuticals vitamins. Clin Dermatol [Internet]. 2009 Sep ;27(5):469–74.
Ir a la fuente
Artículo científico
Ganceviciene R, Liakou AI, Theodoridis A, Makrantonaki E, Zouboulis CC. Skin anti-aging strategies [Internet]. Vol. 4, Dermato-Endocrinology. Taylor & Francis; 2012 . p. 308–19.
Ir a la fuente
Documento oficial FESNAD
FESNAD. Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR) para la Población Española, 2010. Act Dietética [Internet]. 2010 Oct;14(4):196–7.
Ir a la fuente
Artículo científico
Eicker J, Kürten V, Wild S, Riss G, Goralczyk R, Krutmann J, et al. Betacarotene supplementation protects from photoaging-associated mitochondrial DNA mutation. Photochem Photobiol Sci [Internet]. 2003 ;2(6):655–9
Ir a la fuente
Ensayo clínico en animales
Mochizuki S, Takano M, Sugano N, Ohtsu M, Tsunoda K, Koshi R, et al. The effect of B vitamin supplementation on wound healing in type 2 diabetic mice. J Clin Biochem Nutr [Internet]. 2016 Jan 1 ;58(1):64–8
Ir a la fuente
Artículo científico
Szyszkowska B, Łepecka-Klusek C, Kozłowicz K, Jazienicka I, Krasowska D. The influence of selected ingredients of dietary supplements on skin condition. Adv Dermatology Allergol [Internet]. 2014 ;3(3):174–81.
Ir a la fuente
Artículo científico
Said HM. Intestinal absorption of water-soluble vitamins in health and disease [Internet]. Vol. 437, Biochemical Journal. NIH Public Access; 2011 . p. 357–72.
Ir a la fuente
Artículo científico
Mori K, Ando I, Kukita A. Generalized hyperpigmentation of the skin due to vitamin B12 deficiency. J Dermatol [Internet]. 2001 May ;28(5):282–5.
Ir a la fuente
Libro online
Chawla J, Kvarnberg D. Hydrosoluble vitamins. In: Handbook of Clinical Neurology [Internet]. Elsevier B.V.; 2014 . p. 891–914.
Ir a la fuente
Artículo científico
Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients [Internet]. 2017 Aug 12 [cited 2020 May 25];9(8):866.
Ir a la fuente
Web oficial
Vitamin C – Health Professional Fact Sheet [Internet].
Ir a la fuente
Ensayo clínico en humanos
Pazyar N, Houshmand G, Yaghoobi R, Hemmati A, Zeineli Z, Ghorbanzadeh B. Wound healing effects of topical Vitamin K: A randomized controlled trial [Internet]. Vol. 51, Indian Journal of Pharmacology. Wolters Kluwer Medknow Publications; 2019 [cited 2020 Jun 11]. p. 88–92.
Ir a la fuente
Artículo científico
DiNicolantonio JJ, Bhutani J, O’Keefe JH. The health benefits of Vitamin K [Internet]. Vol. 2, Open Heart. BMJ Publishing Group; 2015 [cited 2020 Jun 11]. p. e000300.
Ir a la fuente
Artículo científico
Katta R, Desai SP. Diet and dermatology: The role of dietary intervention in skin disease [Internet]. Vol. 7, Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology. Matrix Medical Communications; 2014 [cited 2020 May 24]. p. 46–51.
Ir a la fuente
Artículo científico
Manríquez JJ, Majerson Gringberg D, Nicklas Diaz C. Wrinkles. BMJ Clin Evid [Internet]. 2008 Dec 16 [cited 2020 May 27];2008.
Ir a la fuente
Declaración oficial
Cancer Council NSW. Vitamin supplements and cancer [Internet]. 2015
Ir a la fuente
Documento oficial
Medicines Agency E. Updated measures for pregnancy prevention during retinoid use. 2018;44(March).
Ir a la fuente
Artículo científico
Seité S, Bredoux C, Compan D, Zucchi H, Lombard D, Medaisko C, et al. Histological Evaluation of a Topically Applied Retinol-Vitamin C Combination. Skin Pharmacol Physiol [Internet]. 2005 Mar ;18(2):81–7.
Ir a la fuente
Artículo científico
Rolfe HM. A review of nicotinamide: treatment of skin diseases and potential side effects. J Cosmet Dermatol [Internet]. 2014 Dec 1 ;13(4):324–8.
Ir a la fuente
Artículo científico
UV photoprotection by combination topical antioxidants vitamin C and vitamin E – Journal of the American Academy of Dermatology [Internet].
Ir a la fuente
Artículo científico
Ward E. Addressing nutritional gaps with multivitamin and mineral supplements. Nutr J [Internet]. 2014 Dec 15 ;13(1):72.
Ir a la fuente
Web oficial
Office of Dietary Supplements (ODS) [Internet].
Ir a la fuente