El aceite de krill es un suplemento ideal para aquellas personas que quieren cuidar la salud de su corazón y su cerebro. Es una fuente natural de Omega 3, que se puede consumir en forma de aceite o de cápsulas. Además de disminuir el colesterol y los triglicéridos en sangre, el aceite de krill es un potente antiinflamatorio.

Aunque no es tan popular como otros suplementos de Omega 3, las propiedades del aceite de krill están siendo difundidas a pasos agigantados. ¿Quiénes deberían tomar aceite de krill? ¿Cuál es la diferencia entre este producto y el aceite de pescado? ¿Cómo se consume? ¡No te muevas! Le daremos respuesta a todas estas dudas a lo largo de esta guía.

Lo más importante

  • El aceite de krill está compuesto por Omega 3 (EPA y DHA), colina, fosfolípidos, vitamina E y astaxantina (provitamina A). Se obtiene del crustáceo denominado krill antártico, cuyo nombre científico es Euphausia superba.
  • El aceite de krill es beneficioso para el corazón, la piel, los ojos y las articulaciones, pero se ha demostrado que es el suplemento estrella para mejorar y preservar la salud del cerebro.
  • Este superalimento se consume en forma de cápsulas y gotas, aunque este último modo de consumo es menos frecuente.

Ranking: Los mejores productos de aceite de krill del mercado en México

No. 1: Sports Research – Antarctic Krill Oil 1000 mg with Astaxanthin – 60 Liquid Softgels

La marca Sport Research trae para ti un suplemento de aceite de kril de la más alta calidad. En primer lugar, está hecho con krill Superba®, una forma superior de aceite de krill que se obtiene del océano en la antártica, cuyos omega 3 están unidos a fosfolípidos que garantizan una mejor asimilación por las células de nuestro cuerpo.

El envase contiene 60 cápsulas blandas para 2 meses de consumo, y cada una te aporta 1000 mg de aceite puro de Krill con los niveles más altos de EPA, DHA y astaxantinas naturales. Cuenta con la certificación de sustentabilidad por parte del Marine Stewardship Council y se encuentra libre de OMG, gluten, soya e ingredientes artificiales.

No. 2: MegaRed – Extra Strength Omega-3 Krill  Oil 500 mg – 80 softgels

El suplemento superior de aceite de krill en forma de cápsulas suaves de la marca MegaRed es otra gran opción si buscas mejorar la salud de tu corazón. Una sola cápsula te porta 500 mg de aceite de krill antártico 100% puro, cuyo contenido de ácidos grasos EPA y DHA con fosfolípidos se detectan y absorben mucho mejor en tu organismo.

Uno de los puntos a favor de este producto es que no tiene olor ni sabor a pescado, lo cual es algo muy común en los aceites de pescado regular. En su fórmula no contiene sal ni azúcar añadido, ni color o sabor artificial. Además está libre de gluten, trigo y lácteos. Por si fuera poco, también cuenta con el certificado de la MSC.

No. 3: Kryom de Oxomio – Aceite de krill en cápsulas Omega-3 – 60 cápsulas

El suplemento Kyrom de la marca Oxomio es aceite de kril puro de alta calidad para favorecer al bienestar del corazón y cerebro. En el envase vienen 60 cápsulas y cada una te aporta 500 mg de aceite de kril rico en omega 3 con ácidos grasos EPA y DHA los cuales están ligados a fosfolípidos que mejoran su asimilación por el cuerpo.

La porción que se indica es de 2 cápsulas al día así con lo cual estarás ingiriendo 1 g de aceite de kril al día. Así que, un frasco es suficiente para 30 días de consumo. No contiene otro tipo de ingredientes añadidos.

No es apto para niños menores de 18 años y se debe mantener en un lugar seco y fresco bien cerrado a no más de 30° C.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el aceite de krill

Además de ser una excelente fuente de Omega 3, este superalimento es rico en otros nutrientes que desempeñan un valioso papel en la salud de niños y adultos. Si te interesa saber más acerca del aceite de krill, no dejes de leer esta sección en la que te hablaremos más a fondo sobre sus características, usos y diferencias con otros aceites.

Aunque todas las cápsulas de aceite de krill parezcan iguales, no lo son. La concentración de Omega 3, el sabor y el precio son variables. (Fuente: Elnur Amikishiyev: 68846512/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el aceite de krill?

El aceite de krill es una grasa saludable que se obtiene de un pequeño crustáceo (puede medir como máximo 6 centímetros) denominado krill (Euphausia superba), que habita en las frías aguas del océano Antártico. Una vez realizada la pesca del krill, su aceite es extraído de forma inmediata para evitar putrefacciones.

¿Qué nutrientes aporta el aceite de krill?

Aunque el nutriente que más se conoce del aceite de krill sea el Omega 3, aporta otros nutrientes que tienen un gran potencial para mejorar la salud y prevenir enfermedades. Como ya mencionamos, el aceite de krill es rico en Omega 3 y contiene pequeñas cantidades de omegas 6 y 9. También posee vitaminas A y E, astanxantina (responsable de su color rojizo), fosfolípidos y colina.

Comentario de experto: “Es la sinergia de los componentes nutritivos lo que hace que este aceite sea tan beneficioso para problemas de salud tan dispares como pueden ser los calambres y la irritabilidad asociadas al síndrome premenstrual, niveles elevados de colesterol o el dolor de articulaciones artríticas”. Doctora Tina Sampalis, profesora del Departamento de Cirugía Experimental de la Universidad de Montreal.

Javier AizpiriNeuropsiquiatra

“El 60% del cerebro es grasa y el 30% son fosfolípidos (las grasas de las membranas de las neuronas) que ayudan a los neurotransmisores del cerebro a funcionar mejor”.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de krill?

La mayoría de las propiedades del aceite de krill se atribuyen a los ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA) y a la astaxantina (provitamina A). Sin embargo, cada uno de los nutrientes presentes en este aceite desempeñan un papel importante en el organismo y esto se traduce en una infinidad de beneficios para la salud, entre los que destacan:

  • Protege la salud cardiovascular. El Omega 3 favorece la disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Es antiinflamatorio y antitrombótico (previene la formación de coágulos). Por ello, reduce en gran medida el riesgo de infarto y otras patologías cardiovasculares.
  • Previene la aterosclerosis, es decir, la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias (placa) en las arterias. Esto reduce el riesgo de sufrir un infarto cardíaco o un accidente cerebrovascular, ya que si las placas de ateroma crecen demasiado, pueden obstruir el vaso sanguíneo y hasta provocar su rotura.
  • Reduce el colesterol total, el colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos en sangre. Por lo tanto, reduce el riesgo de desarrollar hígado graso no alcohólico.
  • Actúa como neuroprotector, ya que los ácidos grasos Omega 3 del aceite de krill, EPA y DHA, son indispensables para el desarrollo cerebral en bebés y niños. También protegen frente afecciones neurodegenerativas, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer. Además, el EPA y el DHA mejoran la memoria, la concentración y el aprendizaje.
  • Incrementa la sensación de bienestar, mejora el estado de ánimo y se asocia con una menor incidencia de depresión.
  • Parece ser útil para tratar el déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
  • Alivia los síntomas del síndrome premenstrual. Por ejemplo, cólicos, irritabilidad y sensibilidad de los senos.
  • Disminuye la inflamación. Es un excelente complemento para el tratamiento de la artritis reumatoide, la osteoartritis y la enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa).
  • Retrasa el proceso de envejecimiento. La astaxantina y la vitamina E del aceite de krill son potentes antioxidantes que contrarrestan el daño oxidativo. Sin dosis adecuadas de antioxidantes existe mayor riesgo de envejecimiento prematuro, aterosclerosis, enfermedades renales, oculares y neurodegenerativas, y cáncer, entre tantas otras.
  • Ayuda a mantener la piel saludable. La astaxantina protege la piel de la radiación solar, previene las manchas solares y retrasa el fotoenvejecimiento de la dermis.
  • Contribuye a normalizar las cifras de tensión arterial.
  • Favorece un desarrollo adecuado de la visión en niños y previene numerosas enfermedades oculares tanto en la población infantil como adulta. Disminuye el riesgo de padecer degeneración macular asociada a la edad, cataratas, síndrome del ojo seco y úlceras en la córnea. Estos beneficios se deben al Omega 3 denominado DHA (docosahexanoico) y a la astaxantina.

¿Por qué el aceite de krill es un mejor protector de la salud cerebral que otras fuentes de Omega 3?

Porque contiene fosfolípidos y ácidos grasos Omega 3 de tipo EPA (eicosapentanoico) y DHA (docosahexanoico) de alta biodisponibilidad, es decir, que se asimilan fácilmente por el organismo. Estos omegas presentes en el aceite de krill son esenciales para que los niños tengan un correcto desarrollo cognitivo y para atenuar la pérdida de memoria y concentración durante la vejez.

¿Por qué el aceite de krill es tan efectivo para disminuir el colesterol y los triglicéridos en sangre?

Como señalamos en el punto anterior, esto se debe a que el aceite de krill, a diferencia de otras fuentes de Omega 3, contiene fosfolípidos que envuelven al EPA y al DHA (Omega 3) y contribuye a que su absorción sea mucho más eficiente y rápida. De esta forma, en poco tiempo y a bajas dosis, el aceite de krill disminuye notablemente el colesterol y los triglicéridos en sangre. Claro, todo de la mano de una alimentación saludable.

Sorprendentemente el krill es el animal más abundante del planeta Tierra, llegando tener un cardumen de unos 2 millones de toneladas. (Fuente: Dmytro Pylypenko: 30693794/ 123rf.com)

¿Quiénes se beneficiarían tras el consumo de aceite de krill?

El aceite de krill puede tener un impacto positivo en la salud de personas de todas las edades y que presenta diversos padecimientos, ya que no solo aporta Omega 3, sino también astaxatina, vitamina E y fosfolípidos. Aunque sus beneficios cardioprotectores sean los más conocidos, este suplemento dietético está indicado en casos de:

  • Enfermedad cardíaca existente o antecedentes familiares de problemas del corazón.
  • Antecedentes de degeneración macular (trastorno ocular) asociada a la edad.
  • Síndrome del ojo seco.
  • Colesterol y triglicéridos elevados.
  • Aterosclerosis (placas de ateromas en el interior de las arterias).
  • Dificultades en la concentración o disminución de la memoria.
  • Personas que quieren mantener su piel saludable, tersa y sin manchas.
  • Artritis, osteoartritis y lesiones deportivas que cursan con inflamación.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn).
  • Hipertensión arterial.
  • Niños con déficit de atención e hiperactividad o ciertas dificultades en el aprendizaje.

¿Qué tipos de suplementos de aceite de krill existen y cuál es el indicado para mí?

El aceite de krill se consume habitualmente en forma de cápsulas blandas. Algunos fabricantes se han dado a la tarea de elaborar aceite de krill líquido con diversos sabores para mejorar su agrado al paladar, pero generalmente estos productos están dirigidos a la población pediátrica. Las características de cada tipo de suplemento de aceite de krill son los siguientes:

  • Cápsulas de aceite de krill: son cápsulas de gelatina que en su interior contienen puro aceite de krill, cuya concentración varía desde los 500 a los 1000 miligramos. Su sabor es suave y los fabricantes han logrado evitar el típico sabor a pescado. Inclusive, en algunas cápsulas se añade un saborizante artificial (vainilla, fresa). Se recomienda tomar de 1 a 2 unidades al día.
  • Aceite krill líquido: el sabor natural del aceite de krill puro es muy intenso y no muy agradable, además de que produce eructos y te deja el sabor a pescado. Por lo anterior, a la mayoría de los aceites de krill líquidos les agregan un sabor a naranja, fresa o limón. La dosis diaria recomendada es de 1 cucharadita o 5 mililitros.
Ventajas Desventajas
Su Omega 3 se encuentra asociado con fosfolípidos y esto mejora notablemente su asimilación. No es apto para veganos.
Es fuente de EPA y DHA, ácidos grasos Omega 3 esenciales para la salud cerebral y visual. No se debe consumir por personas alérgicas a los crustáceos.
Posee una alta efectividad. En poco tiempo produce efectos muy significativos. Su precio es más elevado que el de otros suplementos de Omega 3, por ejemplo, la chía o el aceite de hígado de bacalao.
Es un excelente suplemento para bajar el colesterol y los triglicéridos, reducir la
inflamación, embellecer la piel, mejorar el estado de ánimo, aliviar el síndrome premenstrual y estimular la función cognitiva.
Son fáciles de tomar. Basta con consumir de 1 a 3 cápsulas diarias o tomar 1 cucharadita de aceite de krill líquido.
Es un producto seguro para la salud. Sus efectos adversos son prácticamente nulos.
Lo pueden consumir niños, adultos y ancianos.

¿Qué diferencias existen entre el Omega 3 del aceite de krill y el Omega 3 de la chía y el lino?

Los aceites chía y lino son excelentes fuentes de Omega 3, con la notable diferencia de que no contienen EPA y DHA. El Omega 3 de la chía y el lino es el ácido graso alfa-linolénico, el cual no brinda los beneficios para el cuidado del cerebro, la vista y la piel que ofrecen el EPA y el DHA.

Además, el Omega 3 de estas semillas no se presenta junto con fosfolípidos que mejoren su absorción.

¿Qué ventajas presenta el aceite de krill frente al aceite de hígado de bacalao?

El aceite de krill posee una mayor biodisponibilidad que los aceites de pescado (incluido el aceite de hígado de bacalao) gracias a la presencia de fosfolípidos que facilitan su asimilación en el cuerpo humano. De esta manera, sus efectos antiinflamatorios, cardioprotectores e hipolipemiantes son más destacados.

Por otro lado, la astaxantina del aceite de krill lo convierte en el suplemento ideal para cuidar la vista y la piel. A diferencia del aceite de pescado, el aceite de krill se utiliza para combatir el fotoenvejecimiento de la piel (a causa del daño solar), que se caracteriza por la aparición prematura de manchas, arrugas y líneas de expresión.

Característica Aceite de krill Aceite de pescado Aceite de chía
Tipo de Omega 3 mayoritario EPA y DHA. EPA y DHA. Alfa-linolénico.
Asimilación Rápida y eficiente. Moderada. Moderada.
Sabor Casi neutro, no deja sensación a pescado y tiene muy buena tolerancia. Puede generar un regusto a pescado. Neutro, tiene excelente tolerancia.
¿Es apto para veganos? No. No. Sí.
¿Aporta astaxantina? Sí. No. No.
¿Contiene vitamina E? Sí. Sí. Sí.
¿Aporta vitamina A? Sí. Sí, especialmente el aceite de hígado de bacalao. No.

¿Qué funciones cumple la astaxantina en el organismo?

La astaxantina proviene de un alga que representa una de las principales fuentes alimentarias del krill de la Antártida. Es un excelente antioxidante, ideal para retrasar el envejecimiento de la piel y mantener su elasticidad. La astaxantina también previene enfermedades oculares relacionadas con la edad y protege a las células del daño oxidativo.

Opinión de experto: “La astaxantina es un potente antioxidante de origen natural que combate el estrés oxidativo y tiene grandes beneficios para la piel, la vista y el sistema cardiovascular. Es 10 veces más potente que la vitamina C; 14 veces más potente que la vitamina E; y 54 veces más potente que cualquier otro betacaroteno”. Virtudes Ruíz, cirujana y experta en medicina estética.

¿El aceite de krill puede producir reacciones adversas?

Como en todo, el exceso de aceite de krill podría producir alteraciones en el sistema digestivo (diarrea, dolor de estómago, náuseas, eructos, flatulencias) e insomnio. De igual forma, siempre se deben respetar las dosis recomendadas por el fabricante, ya que la vitamina E (al ser liposoluble) puede acumularse en el hígado y provocar toxicidad, que suele manifestarse por problemas en la coagulación.

Aunque el principio nutritivo más conocido del aceite de krill sea el Omega 3, brinda otros nutrientes que tienen un gran potencial para mejorar la salud y prevenir enfermedades. (Fuente: Vgstudio: 43738034/ 123rf.com)

¿Qué contraindicaciones tiene el aceite de krill?

El aceite de krill es un producto aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), por lo que es seguro para la salud. Solo se contraindica en algunas situaciones muy concretas y específicas, como puedes visualizar a continuación en el siguiente listado:

  • Alergia a los mariscos (están incluidos los crustáceos como el krill).
  • Trastornos en la coagulación porque se podrían producir hemorragias.
  • Presencia de enfermedades crónicas (cardíacas, renales, hepáticas, endocrinas). La persona debe consultar a su médico especialista antes de comenzar a tomar aceite de krill o cualquier otro suplemento.
  • Embarazadas, lactantes y niños menores de 5 años. No existe suficiente evidencia de que el aceite de krill sea seguro durante estas etapas biológicas.
  • Consumo de Orlistat. Este fármaco inhibe la absorción de las grasas y, como consecuencia, el aceite de krill sería eliminado por materia fecal.

En algunas ocasiones, las gotas de aceite de krill se usan para el tratamiento tópico del síndrome del ojo seco, pero este es un producto oftalmológico de uso externo. Por otra parte, las personas con dietas veganas no deben consumir los suplementos de aceite de krill debido a que se trata de productos de origen animal. Para finalizar, no olvides consultar a tu médico antes de empezar a tomar cualquier suplemento.

Criterios de compra

Para seleccionar el mejor aceite de krill debes valorar ciertos aspectos fundamentales que van más allá de comprar las cápsulas con menos sabor a pescado. Existen algunas certificaciones importantes que nos hablan de la calidad final del suplemento o del compromiso medioambiental de la empresa. Los criterios básicos para comprar un excelente aceite de krill son los siguientes:

  • Sabor y aroma
  • Método de extracción del aceite
  • Certificaciones de desarrollo sostenible
  • Vitamina D añadida

Sabor y aroma

Aunque el aceite krill en estado puro pueda tener un sabor realmente desagradable, las cápsulas no lo presentan y, en ciertas marcas comerciales, solo puede percibirse un ligero aroma a pescado. Inclusive, algunos fabricantes le agregan saborizantes a las cubiertas de las cápsulas para mejorar su aceptación por parte de los consumidores.

El aceite de krill líquido, en estado puro, siempre es saborizado artificialmente porque su sabor natural dificultaría su consumo. Además, el sabor tan fuerte que posee puede provocar eructos, reflujo y náuseas. Las cápsulas y el aceite líquido se presentan en varios sabores: limón, naranja, fresa y vainilla.

foco

¿Sabías que el aceite de kril proporciona al cuerpo una fuente de ácidos grasos y nutrientes altamente biodisponibles?

Método de extracción del aceite

Los aceites extraídos por presión en frío son aquellos de mejor calidad. El aceite NKO (Neptune Krill Oil) es una garantía de excelencia, ya que mediante la extracción en frío evitan que se destruyan los nutrientes del krill. Este aceite es el único aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos).

Certificaciones de desarrollo sostenible

A pesar de que el krill antártico no sea una especie en peligro de extinción, es importante buscar en la etiqueta del producto ciertas certificaciones que reflejen el compromiso de los fabricantes con el medio ambiente. Si el producto está certificado por la organización Marine Stewardship Council MSC) significa que ha sido obtenido mediante una pesca sustentable.

Además de ser una excelente fuente de Omega 3, este superalimento es rico en otros nutrientes que desempeñan un valioso papel en la salud de niños y adultos. (Fuente: Aleksan: 29954015/ 123rf.com)

Vitamina D añadida

Una gran cantidad de suplementos de aceite de krill están enriquecidos con vitamina D. Este nutriente es esencial para el desarrollo de los huesos y la correcta mineralización ósea. Si el aceite de krill va a consumir por niños o por mujeres en edad menopáusica o postmenopáusica, lo más recomendable es comprar un producto que aporte vitamina D.

Resumen

El aceite de krill es un magnífico superalimento para el organismo, ya que no solo representa una de las mejores fuentes naturales de Omega 3, sino que también aporta otros nutrientes muy importantes para nuestra salud. Es beneficioso para el corazón, el cerebro, el hígado, la piel, la vista, las articulaciones y hasta para los dolores asociados con el síndrome premenstrual.

Otro punto a favor del aceite de krill es que posee muy pocas contraindicaciones y sus efectos adversos son casi inexistentes. Además, es un suplemento de origen natural, efectivo y fácil de tomar. Sin embargo, no todos los productos son iguales, por ello, adquirir un aceite de krill de excelente calidad es fundamental para lograr los efectos deseados.

Hemos llegado al final de nuestra guía. Esperamos que te haya sido de utilidad y no te olvides de escribir un comentario en la sección de abajo, además de compartir en tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Viktoriia Lykhachova: 51812723/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?